martes, 30 de octubre de 2018

Millennials y la nueva tendencia ambiental

“Las expectativas de la sociedad en cuanto a desarrollo sostenible, transparencia, responsabilidad y rendición de cuentas han evolucionado dentro del contexto de legislaciones cada vez más estrictas, presiones crecientes con relación a la contaminación del medio ambiente, uso ineficiente de recursos, gestión inapropiada de residuos, cambio climático, degradación de los ecosistemas y pérdida de biodiversidad.ISO 14001:2015.


Estas nuevas expectativas han provocado que la sociedad genere conciencia sobre la problemática ambiental. Por lo que se ha generado la tendencia por parte de las organizaciones de demostrar un compromiso con el medio ambiente implementando sistemas de gestión para contribuir con el desarrollo sostenible y cumplir con las expectativas ambientales.

Cada vez más organizaciones a nivel mundial comprueban que la implementación de un Sistema de Gestión Ambiental además de generar ganancias, también mejora su imagen pública.

Dentro de una organización, los empleados juegan un papel fundamental durante el establecimiento, implementación, mantenimiento y mejora de un SGA, debido a que se confía en ellos para implementar las acciones del día a día que determinarán el éxito del sistema.



Actualmente, gran parte del mercado laboral está siendo  ocupado por personas nacidas entre los años 80s-90s, también conocidos como “Millennials”. Esta generación de individuos se caracteriza por haber vivido el fuerte cambio del avance tecnológico que se produjo en los últimos años.

Según un artículo publicado por el Foro Económico Mundial, el cincuenta por ciento de la población mundial es menor de 30 años. Según un estudio realizado por esta organización a este grupo demográfico, para conocer cuales son las principales problemáticas del mundo en el 2018, se determinó que la generación del milenio considera que el cambio climático, seguido por los conflictos bélicos son los problemas más críticos que enfrentamos.

Según un artículo publicado por la revista Forbes, la universidad MIT realizó una encuesta preguntando a Millennials cómo perciben sus actitudes y comportamientos ambientales en relación con las generaciones mayores.

Las preguntas realizadas fueron  las siguientes:

            ¿Qué tan preocupado está por proteger el medio ambiente?
            ¿Cuánto dirías que proteges el medio ambiente?

Los resultados encontrados en cuanto a la primera pregunta demostraron que un 59.1% de los Millennials encuestados respondió que tienen un mayor preocupación por el ambiente en comparación a las generaciones mayores, un 32.2% mencionó que tiene la misma preocupación, mientras que apenas el 7.7% respondió “menor”.

En la segunda pregunta 49.4% de los jóvenes consideran que protegen más el ambiente que las generaciones pasadas, 40.3% respondieron tener igual y 10% menor cuidado.

Como se puede comprobar con los resultados de los estudios mencionados anteriormente, los Millennials quieren marcar la diferencia, y trabajar para una organización que tiene un impacto positivo en el medio ambiente es a menudo una de sus expectativas al evaluar a los empleadores.

En poco tiempo se espera que individuos de la generación del milenio sean quienes conformen la alta dirección de las organizaciones, y llevarán con ellos esta preocupación por el compromiso ambiental.

La implementación de sistemas de gestión ambientales brindan una ventaja competitiva a las organizaciones y más aún cuando se espera  que estas tendencias de responsabilidad ambiental se mantengan y sigan aumentando a futuro con el pasar de los años.



Autor: Juan Guerra


miércoles, 10 de octubre de 2018

Logrando el consenso con la norma antisoborno: Mi experiencia liderando el grupo de traducción al español de la norma ISO 37001



El español es la segunda lengua más hablada en el mundo con más de 590 millones de hispanoparlantes.  Veinte y dos países tienen el español como lengua oficial, por lo cual se espera que existan diferencias perceptibles en el dialecto de cada país. Por ejemplo, en España se utiliza la palabra aparcamiento para referirse al espacio físico en donde se deja un vehículo, en cambio en otros países hispanohablantes se utiliza la palabra estacionamiento.

Estas diferencias de vocabulario también existen en documentos técnicos traducidos al español. Si cada país traduce de forma aislada documentos técnicos como por ejemplo normas técnicas internacionales pueden llegar a obtener documentos que a primera vista parecen idénticos, pero pueden tener grandes diferencias de fondo dependiendo del país donde se lea el documento. En la Organización Internacional de Normalización existe una iniciativa con el fin de producir traducciones consensuadas de normas internacionales.


Es una organización internacional independiente y no gubernamental encargada de desarrollar normas internacionales que son voluntarias, basadas en el consenso y relevantes para el mercado. En 2007 se creó el Grupo de Gestión de Traducción al Español (STMG) dentro de ISO cuya misión es promover una mayor consistencia en la traducción de normas ISO al español y facilitar el uso eficiente de recursos de organismos nacionales de normalización al traducir normas. Al momento el grupo cuenta con 15 países miembros y hasta la fecha ha trabajado en la traducción oficial de alrededor de 100 documentos normativos. El trabajo de traducción lo realizan los Grupos de Trabajo Spanish Translation Task Force (STTF) que se forman dentro de los comités técnicos o comités de proyecto de ISO.

Grupo de Trabajo Spanish Translation Task Force (STTF) “Sistemas de Gestión Antisoborno”

En 2016, el Servicio Ecuatoriano de Normalización (INEN), organismo nacional de normalización del Ecuador, propuso la creación del STTF dentro del Comité de Proyecto 278 “Sistemas de gestión antisoborno” para la traducción de la norma ISO 37001 “Sistemas de gestión antisoborno – Requisitos con orientación para su uso”. INEN expresó a los miembros del STMG que la norma ISO 37001 puede ser utilizada como una herramienta para luchar contra el soborno, fenómeno mundial que afecta a empresas públicas y privadas y que es necesario que se trabaje en una traducción oficial para homologar términos entre los países hispanohablantes.

Mi experiencia como coordinadora del STTF “Sistemas de Gestión Antisoborno”

Fui designada como coordinadora (convenor) del grupo de trabajo Spanish Translation Task Force (STTF) “Sistemas de Gestión Antisoborno”. Mi rol fue liderar el proyecto de traducción de la norma ISO 37001 y entregar la versión final consensuada de la traducción de la norma al STMG para su aprobación como norma internacional. En este grupo de trabajo participaron diez países (Argentina, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, España, Guatemala, México, Perú y Uruguay). La labor inició con el envío de la propuesta de traducción del INEN de ISO 37001 a los miembros del grupo de trabajo para revisión y envío de comentarios. Para ahorrar recursos económicos se decidió con los miembros del grupo trabajar mediante reuniones virtuales.  

Fue una experiencia muy enriquecedora trabajar con los expertos técnicos de diferentes países, cada país defendía su posición, pero poco a poco se fue llegando a la traducción consensuada de la norma. Durante las reuniones uno de los temas de mayor discusión fue la traducción de los términos bribery risk evaluation y bribery risk assesment. La mitad de los miembros estaban de acuerdo en traducir a los términos como evaluación del riesgo de soborno y valoración del riesgo del soborno respectivamente y la otra mitad estaba de acuerdo en traducir los términos al contrario. Durante las reuniones virtuales se consultaron con expertos en materia de gestión de riesgos, lingüistas y sistemas de gestión, sin embargo, no se llegó al consenso sobre la traducción de los términos. El grupo decidió seguir con la discusión de la traducción de los términos risk evaluation y risk managment dentro del Grupo de Traducción “Gestión de Riesgos” y acogernos por esta ocasión a la traducción oficial de la norma en francés, en la que se utiliza una sola traducción para ambos términos.

Es importante que los expertos de diferentes materias de los países participen por medio sus respectivos organismos nacionales de normalización en comités técnicos que revisan las traducciones oficiales de normas ISO ya que sus contribuciones permiten enriquecer el documento y que sea aplicable.

La traducción oficial de la norma ISO 37001 “Sistemas de gestión antisoborno – Requisitos con orientación para su uso” fue publicada en mayo de 2017.
Autor: Michelle Maldonado
Referencia: Artículo ISO Focus. ISO STMG. ISO 37001.

lunes, 24 de septiembre de 2018

¿Por qué certificarse con la ISO 14001:2015?

“El logro de equilibrio entre el medio ambiente, la sociedad y la economía, se considera esencial para satisfacer las necesidades del presente sin poner en riesgo la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus necesidades. El desarrollo sostenible como objetivo se logra mediante el equilibrio de los “tres pilares” de la sostenibilidad.” ISO 14001:2015. 




Antes de conocer la importancia de la certificación ISO 14001:2015, primero se debe entender de qué trata esta norma internacional:

La normativa ISO 14001:2015 es un estándar internacional que especifica los requisitos para un sistema de gestión ambiental (SGA) eficaz. Puede ser utilizado por cualquier organización independientemente de su actividad o sector.

Según lo expuesto por la norma, el propósito de este estándar es proporcionar a las organizaciones un marco referencial para proteger el medio ambiente y responder a las condiciones ambientales cambiantes, en equilibrio con las necesidades socioeconómicas.

La norma ISO 14001:2015 es un estándar voluntario al que las organizaciones pueden certificarse. Además, posee la ventaja de poder ser integrado con otros estándares de sistemas de gestión, utilizando un enfoque común y pensamiento basado en riesgos. Sin embargo es importante mencionar que esta norma internacional no incluye requisitos específicos de otros sistemas de gestión, tales como los de gestión de la calidad, salud y seguridad ocupacional, eficiencia energética o financiero. 

Una vez comprendidas las bases de la norma ISO 14001:2015, ¿Por qué es importante certificarse?

Resultado de imagen para por queLa certificación acreditada de la ISO 14001:2015 no es un requisito, ya que las organizaciones pueden aprovechar muchos de los beneficios del uso de la norma sin pasar por el proceso de certificación acreditado. Sin embargo, la certificación otorgada por terceros, en la que un organismo de certificación independiente audita sus prácticas según los requisitos del estándar, es una forma de señalar a sus compradores, clientes, proveedores y otras partes interesadas que ha implementado la norma de manera adecuada. Además, para algunas organizaciones, ayuda a mostrar cómo cumplen con los requisitos normativos o contractuales.


La certificación a la norma ISO 14001:2015 es otorgada por agencias certificadoras gubernamentales o privadas acreditadas y puede ser utilizada por cualquier organización que desee establecer, mejorar o mantener un sistema de gestión ambiental para cumplir con su política ambiental y requisitos establecidos. El grado de complejidad del sistema será determinado por varios factores, incluidos el tipo de industria de la organización, la política ambiental, productos y ofertas de servicios, ubicación y legislación aplicable.


Uno de los requisitos especificados en ISO 14001:2015 es el cumplimiento de la normativa ambiental aplicable para la organización. De está manera la certificación a esta norma, además de ayudar a la organización a implementar un sistema de gestión ambiental funcional, también incluirá el cumplimiento del marco legal ambiental, lo cual trae consigo una serie de beneficios para la organización.



Según los datos obtenidos por una encuesta realizada por el comité ISO TC/207 en el año 2016, se demostró que durante el periodo 1999- 2016 existió una tendencia a nivel global por parte de las organizaciones a certificarse a ISO 14001, la cual fue incrementando sustancialmente con el pasar de los años. En el año 1999 hubo menos de 25.000 certificaciones, mientras que para el 2016 este número creció superando las 340.000 certificaciones. El crecimiento fue sustancial y se espera que esta tendencia continúe con el pasar de los años.


Para finalizar, se puede concluir que la norma ISO 14001:2015 es una herramienta que puede ayudar a cualquier tipo de organización a implementar un sistema de gestión ambiental eficaz, además, mediante la certificación de la misma se puede asegurar a las partes interesadas que se ha puesto en marcha dicho sistema, lo cual trae consigo una serie de beneficios a la organización debido a que se demuestra implementación adecuada del estándar. Autor: Juan Manuel Guerra Fuentes: ISO 14001:2015; ASQ; FAO.


Autor: Juan Manuel Guerra

Fuentes: ISO 14001:2015; ASQ; FAO.

martes, 18 de septiembre de 2018

La norma ISO 14001:2015 y la estructura de alto nivel HLS

La norma ISO 14001:2015 cumple también con la estructura de alto nivel, que es la estructura que poseen las nuevas normas de gestión ISO, como por ejemplo la ISO 9001:2015 y la ISO 45001:2018.


La estructura común tiene beneficios como por ejemplo: facilita la integración de sistemas de gestión y se tienen definiciones principales estandarizadas.




Fuente: Corporación 3D


A continuación se revisará cada cláusula respecto a la norma ISO 14001:2015, para ver que abarca cada una de ellas e ir conociendo mejor la norma de SGA.


Cláusula 1: Alcance

Determina el objeto y campo de aplicación de la norma, establece que es aplicable para cualquier tipo de organización y para aquellos aspectos ambientales de actividades, productos y servicios que se determinen que se puede ya sea controlar o influir sobre ellos. Aquí se plantea también la perspectiva del ciclo de vida.


Cláusula 2: Referencias normativas

Para el caso de la norma ISO 14001:2015 no se citan referencias normativas que deban ser consideradas.


Cláusula 3: Términos y definiciones

Términos y definiciones para la adecuada interpretación de la norma, relacionados con la organización y liderazgo; planificación; soporte y operación; evaluación del desempeño y mejora.


Cláusula 4: Contexto de la organización

Esta cláusula es la base del resto de la norma. Ayuda a la organización a identificar y comprender los factores y las partes que pueden afectar, de manera positiva o negativamente, al SGA.

El análisis del contexto de la organización establece:

      Comprensión de la organización y de su contexto; determinar cuestiones externas e internas pertinentes y que afecten la capacidad para lograr los resultados previstos del SGA, esto incluye condiciones ambientales capaces de afectar o verse afectadas por la organización.
      Comprensión de las necesidades y expectativas de las partes interesadas.
      Determinación del alcance del SGA
      SGA; establecimiento, implementación, mantenimiento y mejora.
                                                                                   


Cláusula 5: Liderazgo

Establece los roles de la alta dirección, que es la persona o grupo de personas que dirigen y controlan la organización.
La alta dirección debe demostrar compromiso con el sistema de gestión ambiental y se encarga de establecer la política ambiental y los objetivos ambientales, que sean compatibles con la dirección estratégica y el contexto de la organización.


Cláusula 6: Planificación

Acciones para abordar tanto los riesgos como las oportunidades que se han identificado en la cláusula 4 (contexto de la organización). Enfoca a la organización en el desarrollo y uso de un proceso de planificación.

Un punto importante de la cláusula es el punto 6.1.2 sobre los aspectos ambientales:

“Dentro del alcance definido del sistema de gestión ambiental, la organización debe determinar los aspectos ambientales de sus actividades, productos y servicios que puede controlar y de aquellos en los que puede influir, y sus impactos ambientales asociados, desde una perspectiva de ciclo de vida.”

Los requisitos legales y otros requisitos, también son parte de esta cláusula, los cuales deben ser determinados según la aplicación a la organización.

Puntos principales de la cláusula: Aspectos ambientales, requisitos legales, planificación de acciones, objetivos ambientales.


Cláusula 7: Apoyo

Ejecución de los planes y procesos que permiten a una organización cumplir su SGA. En resumen, es un requisito que cubre todas las necesidades de recursos del SGA.
Incluye recursos, competencia, toma de conciencia, comunicación, información documentada.
                                                           

Cláusula 8: Operación
                                                           
Ejecución de los planes y procesos que permiten a la organización cumplir con sus objetivos medioambientales.
Menciona la perspectiva del ciclo de vida y se habla de definir el control o influencia que la organización debe tener sobre los procesos externos.


Cláusula 9: Evaluación del desempeño

Medición y evaluación del SGA de tal manera que se asegure que el sistema sea eficaz y que ayude a mejorar de forma continua. Se deberán llevar a cabo auditorías internas conforme ciertos requisitos y realizar un programa. La cláusula trata también de la revisión por la dirección y las consideraciones que se deben tener en la misma.


Cláusula 10: Mejora

Determinación de las oportunidades de mejora e implementación de las acciones que sean necesarias para lograr los resultados esperados del sistema.  Menciona las no conformidades y acciones correctivas a tomarse.

Finalmente establece que la organización debe mantener una mejor continua que le permita mejorar su desempeño ambiental.



Fuentes: ISO 14001:2015, Bsigroup